unsam 25 años
unsam 25 años
Doctores Honoris Causa UNSAM

Immanuel Wallerstein

Immanuel Wallerstein es uno de los grandes pensadores del mundo en la actualidad. Su historia del capitalismo es una de las narraciones más instructivas del funcionamiento de la economía política universal durante los últimos cinco siglos. Su visión del "Sistema-Mundo" le ha permitido, además, incorporar conceptos teóricos e insights que han sido apropiados no sólo desde la economía y la sociología, sino también desde la historia de la cultura. Sistema-mundo es un enfoque analítico que recurre a herramientas de la historiográfica, la geopolítica y la geoeconómica para explicar el funcionamiento de las relaciones sociales, políticas y económicas a lo largo de la historia.
La manera como Wallerstein trabajó las categorías de "core" (núcleo central), semi-periferia y periferia han permitido avances significativos en visiones teóricas y obras empíricas en las que los fenómenos de la desigualdad y la exclusión son concebidos, simultáneamente, como dimensiones que operan tanto a nivel intra-nacional como internacional. En ese espacio teórico, su influencia en América Latina se refleja en el hecho que conocidos intelectuales de la región, como Aníbal Quijano, Patricio Korzeniewicz, Atilio Borón y Pedro Vieira han recurrido a las categorías wallersteinianas para explicar los procesos de estratificación social y económica en países como Perú, Brasil y la Argentina.
Wallerstein nació en Nueva York el 28 de septiembre de 1930. En 1951 obtuvo su título de grado en la Universidad de Columbia, en 1954 consiguió su maestría y cuatro años después su doctorado en Sociología. Se formó en la academia estadounidense pero ha sido al mismo tiempo capaz de dialogar e influir sobre sus colegas europeos y latinoamericanos. Es uno de los pocos intelectuales de Estados Unidos con una gran cantidad de discípulos en Europa.
Comenzó su carrera docente en 1971 como profesor de Sociología en la Universidad de McGill. Desde 1976 y hasta 1999 fue profesor de Sociología en la Universidad de Binghamton (SUNY), donde además fue director del Centro Fernand Braudel de estudios económicos, sistemas históricos y civilización. Fue profesor visitante en diferentes universidades alrededor del mundo y director de Estudios Asociados en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (école des Hautes études en Sciences Sociales) en París. Entre 1994 y 1998 fue presidente de la Asociación Sociológica Internacional, y actualmente es presidente de la Comisión Gulbenkian para la restauración de las ciencias sociales, organización que lleva adelante una reflexión sobre el presente y el posible futuro de las ciencias sociales. La influencia y prestigio han llevado a que instituciones académicas en 12 países le hayan otorgado títulos honoríficos.
A su desempeño como Director de Estudios Asociados en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de Francia no es ajeno el hecho que a él mismo se lo puede considerar como uno de los principales continuadores de la tradición inaugurada por Fernand Braudel dentro del campo de la Sociología histórica. Se podría arriesgar que fue Wallerstein quien llevó la concepción braudeliana de la "longuedurée" un paso más adelante al argumentar convincentemente acerca de las relaciones entre los cambios registrados en Europa durante los Siglos XV y XVI y el nuevo salto que experimentó la economía mundial entre 1780 y 1850.
El cientista social, teórico e investigador mexicano Carlos Antonio Aguirre Rojas, a quien se considera uno de sus principales discípulos, planteó en el prólogo a su obra "La crisis estructural del capitalismo" , que los principales aportes teóricos que realizó Wallerstein se pueden reseñar en cuatro puntos sustantivos:

  1. La explicación histórico-crítica de la historia, el desarrollo y los mecanismos globales y funcionales del capitalismo desde el siglo XVI hasta nuestros días mediante la teoría del Sistema-mundo (world-system).
  2. El análisis crítico de los hechos y realidades del "largo siglo XX" y su influencia en los procesos históricos en los que estamos inmersos.
  3. El análisis histórico-crítico de los hechos coyunturales y el ejercicio de escenarios prospectivos del actual Sistema-mundo, resaltando que éste vive la fase B de un ciclo de Kondratiev, iniciado posterior a 1945 y que experimenta una crisis estructural que iniciará su fase final hacia 2050.
  4. La reflexión epistemológica-crítica de la urgente necesidad de reconfigurar y replantear la estructura parcelada de las ciencias sociales actuales y encaminarlas hacia una perspectiva unidisciplinar.

Su obra más importante es "El moderno sistema-mundo" (Themodernworld-system), de la que existen cuatro volúmenes publicados en 1974, 1980, 1989 y 2011. Wallerstein localiza el origen del moderno sistema-mundial en el noroeste de Europa del siglo XVI. Una pequeña ventaja en la acumulación de capital en Gran Bretaña y Francia, debido a circunstancias políticas específicas al final del periodo del feudalismo, pusieron en movimiento un proceso gradual de expansión, dando como resultado: la red mundial, o sistema de intercambio económico que existe en la actualidad.
Para Wallertstein, la transición al capitalismo se llevó a cabo durante el "largo" siglo XVI con la previa "crisis" del modo de producción feudal, producida por causas climáticas, demográficas, políticas e incluso culturales, lo que obligó a los señores feudales de Inglaterra y del norte de Francia a convertirse en capitalistas. Lo anterior llevó a la conformación de la economía-mundo capitalista que llegó a ocupar América y a convertirla en la periferia del sistema mundial.
El sistema-mundial capitalista se caracteriza por suheterogeneidad en términos culturales, políticos y económicos; a la vez que exhibe profundas diferencias en desarrollo cultural y en los términos de acumulación de poder político y de capital.
En el cuarto tomo de la obra Wallerstein teoriza sobre el surgimiento de las ideologías modernas y la posterior imposición de la ideología liberal centrista por sobre el conservadurismo y el socialismo radical, desenlace que genera las condiciones políticos y estructurales para la acumulación de capital a largo plazo, redefine la ciudadanía en términos de una doctrina de la exclusión y crea estructuras de conocimiento, las ciencias sociales, que son funcionales a la consolidación y proyección de la ideología liberal.
Wallerstein, quien entre otras influencias reconoce los aportes a su obra de la Teoría de la Dependencia, rechaza la noción de un "Tercer Mundo" ya que teoriza sobre la existencia de un mundo único, conectado por una compleja red de relaciones de intercambios. "Es un sistema mundial, no porque incluya la totalidad del mundo, sino porque es mayor que cualquier unidad política jurídicamente definida. Y es una economía-mundo debido a que el vínculo básico entre las partes del sistema es económico", afirmó.
Retomando la aseveración que inauguró esta fundamentación, Wallerstein es uno de los pensadores más influyentes del mundo en la actualidad. Su obra y a través de ella, sus pensamientos y reflexiones, representan una insoslayable referencia para los académicos, investigadores y docentes, que dedican su esfuerzo a teorizar sobre el devenir de nuestra región, sobre sus retos y oportunidades, movilizados tras la meta de una emancipación en permanente y esforzada construcción. Porque, como afirma el propio Wallerstein, "la historia no garantiza nada. El único progreso que existe es aquello por lo cual luchamos aunque, recordémoslo, con unas grandes posibilidades de perder. La esperanza reside, ahora como siempre, en nuestra inteligencia y en nuestra voluntad."

1 Del francés "longuedurée" (larga duración), es el término con que se designa un nivel del tiempo histórico correspondiente a las estructuras cuya estabilidad es muy grande (marcos geográficos, realidades biológicas, límites de productividad, incluso algunos fenómenos ideológicos), para diferenciarlo del nivel de tiempo de la coyuntura, en que el cambio es perceptible (series económicas, procesos de cambio, fenómenos de transformación profunda que han sido denominados historiográficamente revoluciones, como la Revolución industrial o la Revolución burguesa) y sobre todo de la corta duración o hechos de la historia de los acontecimientos. El término fue acuñado por el historiador francésFernandBraudel.
2 Immanuel Wallerstein.La crisis estructural del capitalismo. Editorial Contrahistorias. Ciudad de México, 2005. Prólogo de Carlos Antonio Aguirre Rojas.
3 Wallerstein, I., El moderno sistema mundial I. La agricultura capitalista y los orígenes de la economía-mundo europea en el siglo XVI. Madrid, 1979. Siglo XXI Editores, p. 21 4 Wallerstein, I: "La reestructuración capitalista y el sistema-mundo". Conferencia magistral en el XX° Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología, Ciudad de México, 2 al 6 de octubre de 1995 (https://aquevedo.wordpress.com/2010/10/26/i-wallerstein-la-reestructuracin-capitalista-y-el-sistema-mundo/) Consulta realizada el 25/8/2015.